martes, 13 de noviembre de 2018



¡HASTA SIEMPRE!




Gracias, compañeros y compañeras por todo lo que me habéis aportado durante tantos años de trabajo. Gracias por vuestro cariño. Gracias por esa despedida tan especial con que me habéis obsequiado el día de mi jubilación y que nunca podré olvidar.  Gracias al AMPA por su colaboración. Y gracias, cómo no, a mis niños y niñas por haberme hecho disfrutar y dar lo mejor de mí durante este tiempo. Afronto esta nueva etapa con ilusión; pero con nostalgia por lo dejado atrás. Os quiero mucho. Siempre os llevaré en el corazón.